El Turner más fascinante

La Tate de Londres muestra 180 obras de Joseph Mallord William Turner en su última etapa.

Turner es el pintor que mejor ha sabido representar la fuerza de la naturaleza en su expresión más pura y esencial. Sus obras son torbellinos de luz y movimiento, buscan zarandear al espectador, mostrarle su insignificancia ante el poder y la magnificencia de la naturaleza.


Es fascinante observar cómo esa búsqueda de lo sublime, que parte de una visión academicista del arte, mediante una continua investigación de la luz, con el óleo y la acuarela como vehículos de expresión, desemboca en obras donde lo de menos son las figuras que se representan, por ejemplo el tren de Lluvia, vapor y velocidad (1844), y sí la atmósfera que crean lo rayos de luz atravesando las nubes de vapor.

turner_Rain_Steam_and_Speed_the_Great_Western_Railway

Quizá sin darse cuenta estaba jugando con los mismos elementos que muchos años más tarde utilizarían los pintores abstractos, pasando por encima, por ejemplo, de impresionistas y postimpresionistas. En sus obras Sombra y tinieblas (1843) y Luz y color (1843), Turner nos sumerge en una tormenta mediante nebulosos negros y amarillos que nos envuelven en un ambiente de pesadilla.

 

«El mito del pintor de la luz envuelto en las tinieblas en el ocaso de su vida ha persistido hasta hace relativamente poco», advierte David Blayney Brown, comisario de ‘Late Turner: Painting Set Free’

http://www.tate.org.uk/whats-on/tate-britain/exhibition/ey-exhibition-late-turner-painting-set-free

Deja un comentario