Arco

La sombra de la censura sobre ArcoMadrid 2018

La sombra de la censura sobre ArcoMadrid 2018

Rate this post

Un año más ARCO genera polémica, en esta ocasión se ha retirado una obra por orden de IFEMA, dejando en evidencia en qué manos está el arte contemporáneo en este país.

La obra en cuestión es ‘Presos políticos en la España contemporánea’ de Santiago Sierra, artista de gran prestigio que en 2010 rechazó el Premio Nacional de Artes Plásticas, uno de esos artistas que mete el dedo en la llaga. Volverá a la carga. Lo triste es que no estemos hablando de la calidad de lo que se expone sino de algo tan grave como es la censura pura y dura. Como siempre en estos casos, los que defienden los actos de censura hablan del oportunismo del artista, que rápidamente vendió la obra.

Se puede discutir sobre la calidad o intenciones de artistas y galeristas a la hora de elegir las obras que van a llevar a las ferias, el arte contemporáneo se nutre del escándalo demasiadas veces, o para realizar una denuncia o simplemente por puro marketing.

Sin necesidad de entrar a dilucidar cuáles han sido realmente las intenciones de Santiago Sierra, eso es otro debate, y las de su galería, la prestigiosísima Helga de Alvear, ha dejado al descubierto el control que se ejerce desde el poder sobre el arte, y de paso ha puesto en una situación comprometida al director de ARCO, Carlos Urroz, que ha declarado su malestar y disconformidad por lo ocurrido. Y YA.

Toda esta historia a nosotros nos pilló allí, visitando la feria el primer día. Los periodistas de las televisiones rondaban la pared vacía con fotografías de la obra en la mano. Los pasillos, mientras tanto, estaban atestados de gente que visitaban los stands como si nada.

Muchos son los medios de comunicación, nacionales e internacionales, que se han hecho eco de la censura sin paliativos al que se ha visto sometida una organización que presume de ser punta de lanza del arte iberoamericano, nos gusta a los españoles presumir de libertad de expresión, de nuestra apertura al mundo exterior, con nuestras playas, nuestras paellas, las tapas, el buen rollo español, nuestras «relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor»…

Una intervención así no beneficia la imagen que proyectamos al exterior, demuestra una enorme ignorancia no sólo por el efecto contrario que provoca, sino, sobre todo, porque puede tener consecuencias en cuanto a la atracción de coleccionistas, galeristas e inversores se refiere. Estas tonterías pueden dinamitar el esfuerzo que se lleva haciendo desde hace unos años para convertir a ARCO en una referencia a nivel internacional, dañando seriamente su prestigio.

Lo triste es que no estemos hablando de la calidad de lo que se expone sino de algo tan grave como es la censura pura y dura.

Es la estupidez superlativa de la clase política española, que se debate entre la urticaria que les provoca las obras de arte contemporáneas y el dinero y gente guay que atrae. Pero que como esto del arte no es cosa del pueblo llano y además está completamente aletargado, atiborrado de soma hasta las cejas, noqueado por los golpes de la crisis (provocada por los mismos sinvergüenzas que se están cargando los servicios públicos), deterioro de la educación, manipulaciones mediáticas, pues no les importa arriesgarse a perder prestigio internacional haciendo una auténtica paletada al más puro estilo Fraga en su etapa de ministro franquista y pasando la tijera por las ramas que más pinchan. Hasta en Sudamérica nos tienen que estar viendo con asombro.

Pero el problema, el principal problema, no es la imagen que se da al exterior, ya de por sí deteriorada por los casos clamorosos, vergonzosos de corrupción política que no acaban con los verdaderos responsables en la cárcel, ni por la forma de arreglar el problema de Cataluña, a hostia limpia. No. Ya sabemos cómo actúa esta chusma, herederos directos de acre olor a alcanfor del más rancio caciquismo franquista. Se enfadaron mucho hace unos años cuando Eugenio Merino metió a un Franco empequeñecido hiperrealista en una máquina de Coca Cola y lo colocó en Arco, fue el escándalo del año, algunos pusieron el grito en el cielo, parecía que el cadáver del dictador después de cuarenta años sería ya sólo polvo y huesos, pero no, permanecemos en un perpetuo luto en el que el muerto aún huele. No pueden disimular sus orígenes.

El verdadero problema, como decía, es que después de ocurrir algo tan grave, no haya dimisiones, manifestaciones de artistas, galerías o visitantes. No sólo ingrávidos comentarios de disconformidad, sino desplantes (a excepción de la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena, que mostró su rechazo y no acudió a la inauguración con toda la cohorte de reyes y ministros). ¿Por qué los «performancers» no han hecho algo allí, in situ? Ahora cojo, y en vez de poner mi mierda de instalación insulsa y sin sentido, agarro todas las papeleras del pabellón, le pongo un cartel encima con la palabra ARTE bien grande, me alío con todos los artistas que encuentre por ahí que también han llevado mierdas similares a la mía, juntamos nuestras mierdas de obras y las papeleras y hacemos una bonita cremà en el pasillo central del pabellón. Podrían haberle echado un par de narices, digo yo. Tienen todo tan bien atado que nadie se atreve a mover un dedo. Hay algo mucho peor que la censura, y es la autocensura por el miedo, es el gran logro del capitalismo.

ARCO es un mercadillo donde la gente chinchorrea, regatea y finalmente se va para casa con su compra, satisfecha de haber pillado un chollo o disgustada porque alguien le comentó después que lo que compró no tiene recorrido a largo plazo. Pero aquí no hay calderilla, hay mucho dinero.

Tienen todo tan bien atado que nadie se atreve a mover un dedo. Hay algo mucho peor que la censura, y es la autocensura por el miedo, es el gran logro del capitalismo.

¿Para qué coño sirve entonces el arte contemporáneo? ¿Para colocar vasos de agua de 30.000 euros?

Esto está ocurriendo paralelamente a la ausencia de manifestaciones en las calles por la corrupción sangrante de los políticos, por la manipulación en los medios, por la Ley Mordaza, por la destrucción intencionada de las pensiones, por la precarización intencionada de los salarios… Nos ponen entre la espada y el borde del abismo para que no podamos mover ni un dedo sin despeñarnos.

Al final los datos oficiales están ahí, un año más, éxito de ventas, más visitantes que el año anterior, y parece que el mercado del arte poco a poco se va recuperando. ARCO, ese mercadillo de ricos y nobles para ricos y nobles que utiliza un espacio público que es IFEMA (gestionado por la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento, la Cámara de Comercio y la Fundación Obra Social y Monte Piedad de Madrid), que preside un poderoso empresario del aluminio llamado Clemente González Soler y que pagamos los que no somos ni nobles ni ricos.

Cada vez estoy más convencido de que el verdadero arte está en la calle, no en estos espacios.

Ojalá el arte español tuviera la capacidad no sólo de incomodar al poder sino también de cambiar las cosas, pero estamos tan, tan lejos de eso.

Espero que los organizadores de ARCO tengan en cuenta la máxima de que es importante que se hable de uno aunque sea mal. Por las acreditaciones del año que viene, digo.

Publicado por jesusfnavarro en Arte, Exposiciones, Post, 0 comentarios
Una reflexión sobre la apariencia y la identidad

Una reflexión sobre la apariencia y la identidad

Rate this post

Hace ya unos años tuve una conversación con un@ galerista que me aconsejó el no comentar nada al respecto de mis exposiciones en determinados centros comerciales a determinadas personas relacionadas con el mundo del arte.

Gerda Taro

Gerda Taro atendida por un médico húngaro durante la guerra civil española

Lo curioso es que esta persona además de tener su galería de arte, la cual me comentaba no era rentable, tenía, no muy lejos de allí, una tienda de marcos donde también vendía obras de estas que llaman decorativas, y un variado surtido de material de bellas artes. Este otro negocio sí era rentable.

No sé cómo le irá ahora, pero entonces era una galería que intentaba despuntar. Le agradecí su consejo y su sinceridad a pesar de que no le interesara mi trabajo.

Todos los años, desde la facultad, he intentado visitar la feria de arte contemporáneo de Madrid ARCO, la más importante del año en España. Allí, además de ver trabajos más o menos interesantes, ves una fauna de lo más curiosa. Reyes y ministros, señores extravagantes muy mayores con chicas muy jovencitas, señoras muy mayores con pieles, muy operadas, con chicos muy jovencitos, famosos de la cultura y las revistas, gente de la nobleza española, grandes empresarios, todos hablando raro y de cosas que ni ellos, probablemente, entienden. El arte atrae a las élites.

Los escritores, incluidos los grandes, se presentan a los concursos con nombres falsos, cuando ganan el premio entonces revelan su verdadera identidad.

Banksy. Una de las teorías al respecto de su identidad es que se trata de Damien Hirst. No se sabe, pero de ser cierto, sería un tema muy interesante para discutir. ¿Por qué toma otro nombre para realizar obras que nada tienen que ver con su muy valorado trabajo? Él es un genio, es rico, famoso, ¿para qué lo necesita?

Uno de los animales en formol de Damien Hirst

Gerda Taro y su amante Endre Friedmann realizaban juntos las fotografías bajo el pseudónimo de Robert Capa. Ella, muy probablemente ideóloga y creadora de muchas de las fotografías de Capa hasta la muerte de ella, está siendo noticia estos días porque un usuario de Twitter, que poseía una foto de su padre, médico, atendiendo a una mujer herida durante la guerra civil española, decidió publicarla y un usuario la reconoció como Gerda Taro. Murió poco después de la instantánea. No se sabe qué imágenes tomó uno u otro durante los años en que estuvieron juntos, pero evidentemente no es su imagen la que se recuerda cuando se habla de Capa. Se sabe que muchas mujeres, al igual que Taro, utilizaron nombres masculinos para firmar sus obras o directamente utilizaban los nombres de sus maridos.

La historia de Gerda Taro es digna de contarse más extensamente, lo dejo para otro momento. Mientras, os dejo una maravilla de canción de Alt-J titulada «Taro» en un no menos maravilloso videoclip que el grupo dedica a la fotógrafa.

Giorgio de Chirico, después de abanderar uno de los movimientos más interesantes de las vanguardias, la Pintura Metafísica, dio un giro a su obra volviendo a la pintura romántica, al Neoclasicismo y al Barroco, algo que no se entendió en absoluto. Ya en sus últimos años se auto plagiaba pintando réplicas de sus propias obras.

Se sabe que muchas mujeres, al igual que Taro, utilizaron nombres masculinos para firmar sus obras o directamente utilizaban los nombres de sus maridos.

Giorgio de Chirico

«Retrato de la señora L. Gartzen». 1913
Giorgio de Chirico

Reconozco que yo mismo utilizo un pseudónimo para firmar cuadros que nada tienen que ver con mi actual trabajo de collage. Continúo haciendo cosas que hacía antes primero porque me gusta, ¿por qué renunciar a ello? Hay otros motivos, me sirve como laboratorio para experimentar con materiales, temáticas y técnicas diferentes. Me permite no ceñirme al original y único, que encarece mucho el precio de la obra, sin tener que pasarme necesariamente a la reproducción firmada y puedo llegar a un público más amplio. Y lo sigo haciendo porque aún tengo presente la conversación de el/la galerista, pero eso no me impide ahora mismo reconocer los hechos y decir sin rubor que seguiré haciendo lo que me apetezca.

Giorgio de Chirico

«Baños misteriosos con pato». 1973
Giorgio de Chirico

No se entiende bien desde determinados ambientes una obra heterogénea, quizás da una imagen de poca autenticidad, no se. Tienes que ser íntegro, mostrar coherencia, si no eres un vendido o algo así. Le pasó a Giorgio de Chirico y a otros artistas, del mundo de las artes plásticas y también de otras artes.

No se trata en estos momentos de entrar a juzgar los motivos, porque pueden tener un origen y unos intereses muy distintos. Mi opinión es que la mayoría no dependen directamente del artista y sí bastante de expectativas creadas artificialmente desde posiciones ajenas totalmente al arte. Más cercanas a intereses políticos y comerciales.

El hecho de que tengas que ocultarte detrás de un pseudónimo para mantener unas apariencias habla de lo institucionalizado y mercantilizado que está el arte, del clasismo que impera en todo lo que toca el dinero y cómo acaba manipulando tanto al mensajero como al mensaje. Pero claro, es que si el arte fuera libre sería peligroso, porque tiene el poder de cambiar las cosas.

Publicado por jesusfnavarro en Arte, Blog, Fotografía, 0 comentarios
Comienza ARCO 2018

Comienza ARCO 2018

Rate this post

En esta edición de ARCOmadrid no habrá un país invitado sino un lema: El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer. Se contará con 160 galerías nacionales e internacionales más 51 de los programas comisariados.

Imagen de la edición de ARCOmadrid 2017

El programa que abre la feria estará formada por 19 galerías y 19 artistas seleccionados por las comisarias Chus Martínez, Elise Lammer y Rosa Lleó. Diálogos con 13 galerías y Opening con 19 completan la feria. La idea es convertir ARCOmadrid en «un espacio que nos permita imaginar, producir y proponer una visión de la complejidad que nos espera».

Además, en esta edición, se incorpora la sección El Futuro, que, como concepto, propone otras propuestas paralelas en otros espacios como el Museo Thyssen Bornemisza, Matadero Madrid, CA2M o CentroCentro.

Latinoamérica seguirá mostrando su importancia en la feria e intentará consolidar un año más su posición única como referente en Europa alcanzando un 68% de participación internacional, destacando especialmente Brasil con 15 galerías.

Se podrá visitar desde el 21 al 25 de febrero de 2018 en los pabellones 7 y 9 de Feria de Madrid.

Publicado por jesusfnavarro en Arte, Exposiciones, 0 comentarios
Casa Decor 2017. Arte y decoración

Casa Decor 2017. Arte y decoración

Aún estás a tiempo de visitar la edición número 52 de Casa Decor, que este año celebra su 25 aniversario. En esta ocasión se ha elegido un señorial edificio de viviendas del barrio de los Jerónimos, en el centro de Madrid. Concretamente en la calle Antonio Maura número 8. Nosotros lo hemos visitado, te contamos lo que más nos ha gustado. Haz click para ver el pase de diapositivas. Lo primero que nos ha llamado la atención es que no existe una homogeneidad en las propuestas, se agradece ver una cierta libertad creativa, eso sí, sin perder funcionalidad. Se conjugan espacios con tendencia pop, como los creados por Guille García Hoz, con otros de influencia clásica como el de Jaime Jurado o Virginia Albuja, pinceladas orientales como las que aporta Laura Gärna, o espacios de líneas puramente minimalistas creados por Patricia Urquiola. Se pueden ver muchas piezas de artesanía, parece que últimamente el handmade le va ganando el terreno a lo industrial. Tranquiliza ver, sobre todo, que el arte no falta casi por cualquier esquina del edificio. Las piezas artísticas dan entidad a un espacio, los diseñadores son conscientes de ello y apuestan por piezas pictóricas, fotografías, cerámicas en forma de escultura para poner sobre una mesa, por ejemplo, o de aplique o luminaria para la pared. La galería Flecha tiene una gran presencia en espacios como escaleras, con artistas como Luis Medina, María MoldesLouis GrosperrinVioleta McGuire. Como contraposición, encontramos la tecnología, bastante presente también en muchos espacios, ya sea mediante pantallas de televisión, luces que cambian de color, domótica, o sofisticados sistemas de sonido. Interesante ver cómo conviven lo ancestral, las últimas tecnologías, y la naturaleza, otro elemento a destacar en ésta edición, ya sea por la inclusión de plantas de manera más o menos discreta: varios diseñadores han apostado por paredes cubiertas de papel pintado con motivos selváticos, incluso hemos visto paredes cubiertas de musgo, concretamente en la propuesta de As&Alfaro. Cabe destacar que se apuesta fuertemente por estéticas marcadamente masculinas, por los muebles de estilo nórdico y el Mid Century de los años 50. A pesar de que, como dije, no se pierde la funcionalidad, en ocasiones tienes la impresión de caminar por escenarios de series como Mad Men o Twin Peaks, o de instalaciones más propias de otro tipo de ferias, como ARCO, dotando a los espacios de un aire irreal que invitan más a la contemplación que a ser habitados, lo que plantea las preguntas de cuál es realmente la utilidad de este tipo de eventos y el objetivo de la decoración. Celebramos, en todo caso, el nivel creativo que se puede ver en Casa Decor y creemos necesario que siga organizándose. Hasta el 18 de junio, todos los días de 11:00 a 21:00 horas. Más detalles en la web de Casa Decor. La entrada Casa Decor 2017. Arte y decoración aparece primero en Interiores Ártica1.
Publicado por sqrprojects en Blog, Casa Decor
¿Es arte el toreo?

¿Es arte el toreo?

Rate this post

El Toro es cultura, existen numerosas referencias a lo largo de la historia, pero ¿es también arte como defienden los taurinos? La fiesta taurina es símbolo del dominio del ser humano sobre la bestia. Apenas ha evolucionado a lo largo de la historia. El principio es el mismo y el resultado (el animal muerto), también.

Intervención de SPY

Intervención urbana de SPY

Es indudable que el toro es cultura, y como tal, el arte se hace eco de ello. Pero es discutible que el hecho de maltratar a un animal sea considerado arte en sí mismo, que es, en esencia, lo que se ve en el ruedo, por mucho que lo adornes con trajes de luces, música y gestos solemnes.

es discutible que el hecho de maltratar a un animal sea considerado arte en sí mismo

¿Por qué los pro-taurinos lo consideran arte? El torero requiere habilidad, fuerza y destreza. Igual, por ejemplo, que los gimnastas. ¿Son entonces los gimnastas artistas? No porque también requiere valentía. Entonces, ¿es Fernando Alonso un artista? Deslizarse montado en un vehículo por una carretera llena de curvas a más de 300 Km./hora se puede considerar una «danza con la muerte». ¿Y los jugadores de chess boxing? No se juegan la vida como los toreros, pero se pueden quedar sonados y ya no podrían practicar chess boxing, quizás sólo boxing, pero no es lo mismo que ponerse delante de un bicho de 600 kilos con unos cuernos enormes, ¿no? No sé, resulta discutible.

Es muy probable que algún defensor de los toros me tache de inculto, suelen llamar incultos a los anti-taurinos, y es posible que lo sea (ambas cosas). También es probable que saquen una ristra de frases de ilustres para que vea lo inculto que soy. Pero lo cierto es que cada vez está menos presente en nuestra cultura, y que si se mantiene con vida es, en parte, gracias a que sigue siendo rentable económicamente. No lo podemos negar, atrae a turistas. Aunque no tengo muy claro a qué nivel porque las plazas de toros no se abarrotan de ellos.

Tampoco tengo claro que esa cultura sea la mejor para exportar. No da una imagen de país moderno y civilizado, precisamente. No encuentro la más mínima sofisticación en el hecho primitivo de que un hombre domine a un animal. Parece propio de otros tiempos, de una sociedad primaria. Realmente todo lo relacionado con los toros huele a rancio.

La cuestión más importante es que no se puede defender desde ningún punto de vista la fiesta taurina sin tener en cuenta la éticaUna sociedad educada en la insensibilidad al sufrimiento, es una sociedad menos humana.

Fran Rivera torea con su hija de meses en brazos

Fran Rivera torea con su hija de meses en brazos

La imagen del torero Francisco Rivera con su hija de pocos meses en brazos toreando una vaquilla resulta impactante para una sociedad que ha evolucionado. Es cierto que hay mucha hipocresía, nos mostramos muy sensibles con el maltrato animal y al mismo tiempo impasibles ante matanzas humanas lejanas, pero no hay duda de que se va avanzando en los derechos humanos, en igualdad racial o de género, en la protección hacia los menores, e indudablemente, en la de los animales. También es evidente que tenemos en nuestro ADN la Fiesta de los Toros. Los españoles asumimos como normal la imagen de un animal sangrando por la boca cuando es salvajemente maltratado hasta la muerte. A lo mejor es una cuestión meramente de estética social, pero eso empieza a cambiar. Cada vez se tolera menos las imágenes de toreros empitonados salvajemente o siendo zarandeados como peleles. Van desapareciendo de la televisión las corridas de toros en directo, o los resúmenes los sábados por la tarde. Volviendo al tema de Rivera, el torero, que publicó él mismo la imagen, se justificó diciendo que es algo que se había hecho siempre en su familia (eso de poner en riesgo la vida de su propia hija). Pidió que se respetasen sus tradiciones y que la niña más segura que en sus brazos no podría estar nunca, ya que es torero «por la gracia de Dios». Llamativa es su sorpresa ante la reacción de una sociedad que se escandaliza con estas cósas, porque evidencia el estancamiento de una tradición que ya no encaja en la sociedad actual. Parecen ajenos a los cambios, como si vivieran en una burbuja atemporal.

La cuestión más importante es que no se puede defender desde ningún punto de vista la fiesta taurina sin tener en cuenta la ética.

La sensibilidad de la sociedad ha cambiado mucho en las últimas décadas. La migración de la población desde zonas rurales hacia las ciudades ha hecho que cambie la relación del ser humano con los animales. Los vínculos que se crean son distintos. Los perros, por ejemplo, en los pueblos siempre han servido a las personas, se les tiene cariño, claro, pero tenían una función (cuidar de la casa o el rebaño, para la caza, etc.), al igual que el ganado, los animales de carga o de corral. En las ciudades son un miembro más de la familia. En el mundillo taurino los animales tienen una función lúdica, de espectáculo. Un ganadero cría a los animales, unos toreros los matan (los que lo hacen bien ganan más) y un empresario cobra unas entradas a precio de oro, que es el que reparte el pastel. El hecho de que la fiesta taurina vaya perdiendo fuerza, en mi opinión, va estrechamente ligado a la diferencia del vínculo existente con los animales entre las zonas rurales y las zonas urbanas. Viviendo en un pueblo sabes que los corderillos acaban en la caldereta. El que está acostumbrado a ver la matanza del cerdo tiene menor predisposición a sufrir la muerte de una mascota. Al contrario, una persona que se ha criado en ciudad, tiene más posibilidades de sufrir amargamente la muerte de su gato, conejo, o agapurni azul.

Hay más ejemplos representativos de que la sensibilidad hacia el sufrimiento animal está cambiando. El rey Juan Carlos fue duramente criticado por sus escapadas a África para cazar elefantes. Hace unos días, César Cadaval, de los Morancos, tuvo que salir al paso como pudo porque se publicó una imagen suya con una escopeta de caza en la mano y un guepardo muerto a sus pies. Poco después, alguien en las redes sociales ha publicado fotos similares de personas (parejas, incluso familias enteras) en pose similar junto a leones, guepardos, gacelas y elefantes, a los que han insultado y llamado de todo menos bonito. Amigos, si os gusta cazar animalitos, haced un esfuerzo y sacudíos la tentación de la foto con el trofeo, o lo pagaréis con un escarnio público brutal. Hay ciertos ámbitos sociales que aún no se han dado cuenta de que las cosas no son como hace un par de décadas.

En mi opinión, los toros son un espectáculo, como los deportes, y en nada se parece al arte. La gente va a la plaza a pasar la tarde, aplauden, comentan, fuman puros (ahora, supongo, ya no se puede), disfrutan con los pasodobles de la banda de música, silban al toro o al torero, sacan pañuelos para que le den la oreja al torero, toda una liturgia festiva, vamos.

Mosaico de gladiadores bestiarii de la Antigua Roma

Mosaico de gladiadores bestiarii de la Antigua Roma

No encuentro el mensaje, estética sí, como en cualquier deporte. Las chicas de gimnasia artística no van reivindicando que lo suyo es arte, a pesar del nombre, y lo que hacen es increíble. La única diferencia respecto al deporte es la emoción del hombre al matar a un animal, el riesgo, el morbo de la sangre. El toro armado únicamente con su instinto de supervivencia y sus dotes naturales. Es una lucha de instintos, pero absolutamente desigual, puesto que el hombre cuenta con la razón, con banderillas, con lanzas y espadas, con la enfermería y una ambulancia, con un fajo de billetes y la puerta grande esperando en caso de triunfo. El «arte» de la lidia sólo existe en la arena de la plaza, versión moderna del Anfiteatro. El espectáculo de los gladiadores fue el fútbol de la Antigua Roma. Algunos bestiarii, gladiadores que luchaban en la arena contra animales salvajes, eran arrojados a las fauces de tigres, osos o leones. Otros se lanzaban voluntariamente a cambio de monedas. Los mejores se convertían en ricas y famosas figuras. En los espectáculos de gladiadores, los propios espectadores podían decidir con un gesto de su mano si los derrotados sobrevivirían o no. En los actuales espectáculos taurinos se sacan pañuelos y los trofeos son las orejas y el rabo del animal muerto.

Después del espectáculo no queda nada, salvo la sangre de la fiera, del noble toro o del gladiador. Ocasionalmente también del torero.

Mosaico que representa gladiadores de la Antigua Roma

Mosaico que representa gladiadores de la Antigua Roma

El teatro o el cine, una vez se cierra el telón, te deja un poso de alegría, de tristeza, de amargura, te hace reflexionar. Un genial bailarín, un virtuoso músico, o un gran actor, hablan con los lenguajes universales de la plástica, la expresión corporal, lingüística, o escrita. Un torero sólo es entendido desde la cultura de los toros, es casi como la fe, o crees o no crees.

Es cierto que el arte resulta hermético muy a menudo, y que está sujeto a la subjetividad, a la libertad de expresión. Pero entonces el grupo Mecano o Miley Cyrus, también lo son, porque la música pop también es cultura. Y si apelamos a la subjetividad, me puedo quitar un zapato y ponérselo en la cabeza a un señor que pasa por la calle y decir que es arte, porque lo digo yo y punto. Desde ese punto de vista, un torero puede decir que lo suyo es arte, sin duda. Entramos en el debate de los límites del arte. La música es un medio de expresión además de un mercado muy lucrativo cuando hablamos de música popular. El cine o cualquier medio audiovisual también. En el caso de los toros está claro que hay un mercado detrás, pero yo no tengo claro que además exprese algo más de lo que pueda expresar el deporte aparte de la morbosa emoción del peligro a la muerte.

La única diferencia respecto al deporte es la emoción del hombre al matar a un animal, el riesgo, el peligro, el morbo de la sangre.

 

Hay ARTE con mayúsculas, inapelable, Caravaggio, Cervantes, Le Corbusier, y me atrevo a decir que Hayao Miyazaki. Luego están los que se cuelan en el mercado artístico sin merecerlo (no voy a mencionar a ninguno por no enfadar a más personas), y los toreros, que se auto-proclaman artistas y hablan de la universalidad de los toros y la supuesta raza única del toro de lidia (nacido y criado para ser torturado en la plaza). Únicamente para evitar que se acabe para siempre con la brutalidad de su muy bien pagado «oficio».

03-SpY-statue_web

Intervención de SPY

No he visto ni una sola obra en ARCO, o al menos no lo recuerdo, que haga referencia al mundo taurino. Sí me vienen a la memoria algunas intervenciones urbanas bastante críticas del artista SPY. El hecho de que hace casi medio siglo al menos, numerosos artistas (Hemingway, Goya, Alberti, Lorca, Cervantes,…) rindieran homenaje o se inspiraran en los toros no significa que deba suceder siempre. Seguro que en tiempos de la Antigua Roma había «figuras» del arte de cortar cabezas humanas o de animales en la arena del Anfiteatro a los que les cantaban canciones. Eso ya no ocurre, afortunadamente, y con los toros empieza a suceder lo mismo. El mercado del arte no se hace eco de las gestas toreras, los cantantes pop no les dedican canciones, y el cine produce escasas películas con temática «toros» y la mayoría de calidad discutible. Atrás quedaron las actrices de Hollywood y sus escarceos con toreros.

Seguiremos, eso sí disfrutando de la ópera de Bizet o de los dibujos de Picasso, pero la sociedad avanza, el arte también.

Enlaces de interés:

http://arquehistoria.com/la-degeneracion-de-las-venationes-ad-bestias-19057

http://www.elperiodico.com/es/noticias/extra/moranco-cesar-cadaval-foto-polemica-caza-leopardo-safari-4996806

http://www.eldiario.es/andalucia/Rivera_0_477353034.html

Estuche de madera Winsor & Newton con accesorios de caligrafía

Incluye 8 botes de tinta china de 14 ml., varilla porta plumillas, 5 plumillas con distintas puntas para caligrafía y folleto de instrucciones con consejos y alfabetos para iniciarte en la caligrafía.

Los colores incluidos son Oro, Plata, Nut Brown, Negro, Amarillo Canario, Escarlata, Verde Esmeralda y Azul Cobalto.

Perfecto para un regalo.

Compra Segura Amazon

[yasr_overall_rating size="small"]

Additional images:

Product Thumbnail Product Thumbnail

Price: 63.06 38.69

Buy Now

Mesa de luz LED Huion A3 para trazados de dibujo

Mesa de luz para Dibujo, Arquitectura, Interiorismo, Animación, Artes Gráficas, etc.

Tamaño A3 (210 mm. x 310 mm.) de superficie de trabajo.

Adecuado tanto para un uso amateur, como profesional.

Diseño compacto, ligero (2,3 Kg. aprox.) y delgado, para facilitar su transporte.

Iluminación por LED, de 5 W de potencia con brillo ajustable.

50.000 horas de vida útil.

Compra Segura Amazon

[yasr_overall_rating size="small"]

Additional images:

Product Thumbnail Product Thumbnail

Price: 79.99

Buy Now

[yasr_visitor_votes size=»medium»]

 

Publicado por jesusfnavarro en Arte, Post, 0 comentarios
El sexo en el arte y la religión como arma de censura

El sexo en el arte y la religión como arma de censura

Rate this post

La exposición GenitArte, centrada principalmente en torno al sexo de la mujer, tuvo un efecto incendiario en las redes sociales a raíz de titulares de medios conservadores como: «La exposición de coños que ha montado Carmena en un centro cultural lleno de niños» publicado por Periodista Digital. A continuación podéis ver algunas muestras de la exposición organizada por la Fundación SEXPOL:

Imágenes de la exposición GenitArte cedidas por la Fundación SEXPOL

No recuerdo de qué manera llegó a mi muro de Facebook la noticia sobre el artículo, creo que a través de una persona de mi grupo de amigos que le dio un Me Gusta a un comentario. Así de fácil se propagan las noticias, aunque no sean rigurosas, aunque sean falsas. Según el medio, una exposición dedicada al sexo en un centro cultural de Madrid provocaba la indignación de unos padres que, escandalizados por lo que mostraban los dibujos, forzaban su cierre.

Decidí informarme, y contacté con la Fundación SEXPOL, organizadora, junto con el centro cultural. Según ellos, «la exposición se retiró bajo el único motivo de dar espacio a otra exposición ya prevista», «no ha recibido ninguna queja en relación a la exposición ni su contenido: aún hoy no disponemos de información oficial de que estas hayan ocurrido».

¿Y entonces a quién creemos?

Vamos a ir paso a paso y averiguar antes qué es la Fundación SEXPOL. Se trata de una organización benéfico-social dedicada enteramente a la sexualidad humana, fundada en 1984 y que actualmente colabora con universidades y organismos públicos como el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales o de Trabajo, Ayuntamientos, etc. Realizan programas sociales de «Prevención de Enfermedades de Transmisión Sexual, Embarazos No Deseados y Terapia Psicosexual y de Pareja», entre otros, dando charlas en institutos y cuentan con un servicio de información sexual a través de un teléfono gratuito. Hacen una labor de investigación a través de su Departamento Científico, y de divulgación, participando, entre otras cosas, como expertos en programas de la televisión pública.

¿Y Periodista Digital? Bueno, un medio digital cuyo director es Alfonso Rojo, antiguo corresponsal de guerra y ahora más famoso como tertuliano, por sus polémicas intervenciones. Por poner un ejemplo, en una ocasión le echaron del plató de televisión de La Sexta Noche, por llamar «gordita» a la que ahora es alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Juzgad.

Dibujo Shunga de Katsushika Hokusai, 1814

Dibujo Shunga de Katsushika Hokusai, 1814

Yo tengo mi propia opinión: Hacía tiempo que no leía un artículo tan tendencioso, manipulador, y también, según las informaciones que nos han dado desde SEXPOL y que nos parecen más verosímiles, tan mentiroso. Aunque ya me voy acostumbrando, porque hasta medios tradicionales y supuestamente serios, han pasado descaradamente por la piedra del indecoro formal o estético en la elaboración de sus artículos. Ya ni siquiera tratan de maquillar de falsa rigurosidad las informaciones manipuladas, y a menudo se pueden leer titulares que cuentan una cosa para hablar de lo contrario cuando entras a leer el artículo completo. Cosas de internet. Con tal de tener visitas todo vale, y hay gente con una capacidad increíble para tragarse cualquier cosa.

Después de leer semejante titular que lo mezcla todo: «coños», «niños», «sexo», «política», (ya sólo nos faltarían gatitos), es decir, un conglomerado de palabras clave que atraen visitantes, no me extrañan los comentarios de la gente en Facebook. Es devastador el efecto que produce un titular.

Pude leer cosas como (literal): «Esto si les parece cultura a los de podemos…», «Carmen a que estas muy viejecita», «La vieja chocha esta y sus esbirros. Vaya tela», «… en vez de mandarlos a cine manda al tus niños a un putero para hacer sus practicas educativas..», «Pero la culpa no es de carmena y de su cupula, la culpa la tiene tod@s los incult@s que han votado a estas gentuzas», «Tía guarra.eso es cultura? Su cara lo dice todo,guarraaaaaa».

¿Cómo?

Son sólo algunos ejemplos, (disculpad, son tan ofensivas las palabras como las faltas de ortografía y desde luego mucho más ofensivas que las imágenes de la exposición). Pero hay muchos más, casi todos en la misma línea, de una agresividad nada contenida, de una violencia verbal exacerbada. Personas normales, algunas incluso mayores, abuelas y abuelos que cuelgan fotos suyas con sus nietos jugando, o paseando por la playa.

¿Cómo es posible que se genere tanta violencia por algo tan inofensivo? El sexo no hace daño a nadie y es necesario si queremos ver niños bonitos jugando en el parque con sus abuelitos. Sexo, que no pornografía como apuntan muchas personas en las redes sociales. Según la RAE, pornografía es una «presentación abierta y cruda del sexo que busca producir excitación». Muy enfermo tienes que estar para excitarte con estos dibujos, y tampoco veo esa intencionalidad en ellos.

Hosoda Eishi, 1790

Dibujo Shunga de Hosoda Eishi, 1790

¿Qué hubiera pasado si el titular hubiera sido: «El Ayuntamiento de Madrid organiza, junto con la Fundación SEXPOL, una exposición en la que se trata de reflexionar sobre lo que representa el sexo en nuestra sociedad. La muestra incluye dibujos simbólicos realizados por los propios alumnos de la Fundación en los que cada alumno muestra su propia visión del sexo»? Me atrevo a decir que la información habría pasado totalmente desapercibida.

Según la información que nos han mandado desde SEXPOL, la exposición tenía el siguiente propósito:

GenitArte es una colección de representaciones simbólicas de los genitales de nuestro querido alumnado, (…) incluye contenidos orientados a que el propio alumnado reflexione sobre la sexualidad propia y ajena, sus diferentes contextos, dimensiones, diversidades y capacidades. En esta línea el alumnado expresa de forma artística sus propios genitales, su significado o su relación con ellos. (…) El objetivo de esta actividad se basa principalmente en que nuestra sociedad, aun hoy, mantiene equivocadamente ocultos los genitales. Desde la sexología es una certeza que su ocultación no genera más que ignorancia al respecto y (…) deja via libre para que prejuicios, mitos y tabúes se acepten y mantengan, (…) pudiendo afectar negativamente a nivel biológico, psicológico y social. Es por esto que la educación sexual de la sociedad pasa por la eliminación de todos los tabúes, ofreciendo información objetiva sobre los cuerpos, siempre en un contexto de libertad personal y respeto.

Por todos es sabido que el sexo es incómodo para una parte importante de la sociedad. En la historia del arte los artistas han tenido que echar mano de la imaginación para que sus obras no fueran censuradas. Pero no es menos cierto que el sexo está presente desde los comienzos del arte, se han encontrado pinturas rupestres en cuevas de España, Francia y Portugal que muestran coitos, bulbas, falos, tríos, masturbaciones, sexo oral,… El hecho de que estén representadas en las paredes de las cuevas, y que tengan un carácter marcadamente erótico, indica que ya en las primeras manifestaciones constatadas del ser humano como tal, el sexo era algo más que la mera reproducción de la especie, era además algo lúdico, divertido, y estaba integrado en la propia cultura de las sociedades paleolíticas, y son siempre un signo de prosperidad.

Dibujo erótico de Picasso

Dibujo erótico de Picasso

En la Grecia Clásica estaba plenamente aceptada socialmente la homosexualidad y la prostitución, existen muchas representaciones pictóricas en objetos cotidianos como vasijas. Temas reprimidos salvajemente en la Edad Media a base de «fogatas» y artilugios terribles, y que actualmente todavía están «mal vistos» por obra y gracia de la Santa Madre Iglesia.

El Renacimiento y el Barroco son épocas de constantes referencias al sexo y desnudos integrales, a pesar de la influencia Eclesiástica en las producciones artísticas, ocultas tras símbolos mitológicos griegos y romanos.

Desde el siglo XVII, en Japón se desarrolló una corriente artística llamada Shunga, en la que se da rienda suelta a todo tipo de actividades sexuales entre las que se representan escenas de sexo explícito. Las imágenes, libres de tabúes y de una gran belleza estética, no dejan lugar a la imaginación.

Pablo Picasso y otros artistas contemporáneos suyos coleccionaban piezas de Shunga y fueron fuente de inspiración en sus respectivas obras. El sexo, e incluso la pornografía, fueron temas recurrentes en su obra. Realizó cientos de dibujos, sobre todo en su última etapa.

Robert Mapplethorpe, Jeff Koons, Juan Francisco Casas, son conocidos ejemplos de artistas que utilizan el sexo en su obra, pero la lista es interminable.

Desde luego que en el debate se podría incorporar también la idea de que el artista tiende a menudo a buscar el escándalo para atraer la atención, pero también es cierto que si dentro de la sociedad el sexo fuera admitido de una forma más natural, no habría sitio para el escándalo, y de esta manera el foco se centraría en otros temas. Se convierte en escándalo sólo cuando se muestra algo que debería permanecer oculto, según unas normas morales establecidas. La razón de que la sociedad de por hecho que el sexo es algo que debe permanecer oculto, lo determina la propia sociedad dogmatizada por la mano férrea de los gobiernos que usan su mejor arma para manejar a la población: la religión.

Dibujo erótico de Klimt

Dibujo erótico de Klimt

Recientemente, el presidente Iraní Hasan Rohani, junto a un séquito de ministros y empresarios, en una visita oficial a Roma, hizo tapar todas las esculturas de los Museos Capitolinos porque su desnudez le resultaba ofensiva, contraria a su religión. En ese momento no se vio con buenos ojos que los dirigentes italianos cedieran ante un musulman, pero claro, había mucho dinero en contratos en juego. Por desgracia, el enfado no ocurrió por la ofensa hacia nuestro exquisito gusto por el arte ni por nuestra occidental idea de la libertad, sino por una cuestión del odio irracional que provocan las religiones, que tienen tanto poder sobre la población como para hacer que personas se autoinmolen en un autobús, mezquita, plaza, da igual.

En ésta sociedad machista e hipócrita nos permitimos criticar al vecino por sus actos mientras nosotros hacemos lo mismo en casa. Dejamos que obispos y cardenales, que son esos señores con esos trajes tan raros, tan alejados de la realidad, que no conocen el cuerpo de una mujer porque les está prohibido mantener relaciones sexuales con ellas, que desconocen lo que es el amor carnal, sean los que extingan el fuego de nuestros instintos y apetitos más naturales y hermosos, con estigmas terribles, para dejarles que aviven el fuego de nuestros prejuicios. Permitimos que tapen nuestras obras de arte con cajones, las guarden durante siglos en cámaras polvorientas o directamente las destruyan como se está haciendo en Siria. Todo el arte que se ha producido bajo el amparo de la religión ha tenido un fin adoctrinador, ni más ni menos, porque les importa un comino.

Decapitación de Oloferne. Juan Francisco Casas

Decapitación de Oloferne. Juan Francisco Casas

Quienes ahora critican de manera atroz a una alcaldesa, por una exposición que se organiza durante su mandato, siguen las doctrinas que, han sabido colocar los guardianes de la moral, como un cáncer, en estas inocentes personas normales que hacen la compra en el mercadillo de los jueves y se van de vacaciones en agosto a Gandía, y que acaban comportándose como energúmenos cuando ven una vagina dibujada con arena o macarrones. ¿Qué podrían llegar a hacer estas inocentes personas si en vez de vivir en la próspera Europa, vivieran en Siria o Palestina?

En la última edición de la Feria de Arte Contemporáneo de Madrid, ARCO, que se celebró hace una semana, mi compañera y yo pudimos ver cómo había un gran espacio dedicado exclusivamente a los niños, un espacio patrocinado, por supuesto. En una feria de arte, no sólo no está prohibido el acceso a los niños, sino que se les anima a entrar con actividades lúdicas. Es un espacio público, subvencionado por el estado, y en ningún sitio he visto carteles que avisen de que dentro hay contenidos violentos y sexuales, que puedan ofender la sensibilidad del espectador.

Hemos hecho una selección de algunas de las obras que se han podido ver en las dos últimas ediciones de ARCO para que podáis compararlas con las de GenitArte.

¿Qué convierte a ARCO en un espacio idóneo para mostrar desnudos (literales, personas desnudas exhibiendo sus cuerpos, y representados), pornografía, escenas violentas, vísceras, e incluso instalaciones que pueden llegar a ser peligrosas, y un centro cultural no? ¿Acaso es el dinero que se mueve dentro, que lo justifica todo? ¿O es una cuestión de niveles sociales? La entrada a ARCO costaba 40 euros, por no hablar del precio de las obras. Es vergonzosa la doble moral que gastan algunos para justificar lo injustificable y encima ser los primeros en abanderar la libertad y la democracia.

Mientras existan intereses económicos y territoriales, ambición desmedida y egoísmo, ansias de poder y la crueldad del disfrute de humillar y hacer sufrir al débil, el arte, como la máxima expresión de la libertad, estará atado y bien atado con el cinturón de castidad de los integrismos religiosos. Siempre que no haya mucho dinero de por medio, claro.

 

Enlaces:

http://www.sexpol.net

http://www.periodistadigital.com/politica/partidos-politicos/2016/02/19/la-exposicion-de-conos-que-ha-montado-carmena-en-un-centro-cultural-lleno-de-ninos.shtml

http://www.diariocordoba.com/noticias/sociedad/arqueologos-estudian-sexo-erotismo-arte-rupestre_247031.html

http://www.elcultural.com/revista/arte/El-sexo-segun-Picasso/1458

http://elrincondemisdesvarios.blogspot.com.es/2012/06/los-dibujos-eroticos-de-klimt-el.html

 

[yasr_visitor_votes size=»medium»]

Publicado por jesusfnavarro en Arte, Post, 0 comentarios