Starewitch, Švankmajer y los hermanos Quay

Hasta el día 11 de enero se puede visitar en La Casa Encendida de Madrid la exposición “Metamorfosis. Visiones fantásticas de Starewitch, Švankmajer y los hermanos Quay”. Se trata realmente de tres exposiciones individuales de concepciones afines y un denominador común; la animación stop-motion.

En el caso del ruso Starewitch se puede decir que es el padre de la técnica fotograma a fotograma stop-motion, puesto que fue el autor del primer film de animación de marionetas, «Prekrasnaya Lyukanida» (1912) e inspirador de otros artistas posteriores como Ray Harryhausen (animador y creador de efectos especiales para películas como «Jasón y los Argonautas»), los propios Svankmajer y los hermanos Quay, y más recientemente a Terry Gilliam o Tim Burton.

hermanos_quay

Svankmajer empezó a hacer cine en 1964, pero ha desarrollado su trabajo en técnicas tan variadas como la poesía, el collage o la escultura. Objetos cotidianos como huesos, piedras, tornillos o cubiertos son su materia prima para construir sus creaciones. “El último truco del Sr. Schwarcewallde y del Sr. Edgar” fue su primer cortometraje de animación stop-motion. Fue miembro del grupo surrealista de Praga, a quien Milos Forman definió como: “Disney + Buñuel = Svankmajer”.

Los hermanos Quay, gemelos nacidos en Pensilvania pero con alma centroeuropea, continúan la línea estética de Svankmajer, su imaginario está compuesto sobre todo de muñecas y marionetas, sus historias, próximas al surrealismo y al expresionismo, son carentes de lógica argumental.

En la muestra, comisariada por la especialista en animación Carolina López Caballero, se atisban influencias de Poe, Lewis Carroll, Goya o Kafka. Es una explosión de imaginación, una inmersión, a través de escenarios y personajes de pesadilla, extraños, en mundos irreales pero tangibles.

Deja un comentario