Radiohead

5 (100%) 1 vote

Paul Thomas Anderson, uno de los más brillantes cineastas del momento, dirige esta maravilla que bajo su aparente sencillez visual, sin efectos, sin artificios, nos sumerge en la oscura y compleja psique del líder y vocalista de Radiohead, Tom Yorke.

La magnífica canción, de una inmensa tristeza, llena de matices, convierte esta pieza en una auténtica obra maestra.

Lo que se transmite mediante los planos sucesivos del protagonista, abriendo una puerta tras otra, entrando en lugares cotidianos como una cocina, un garaje, un hospital, una playa o un paisaje nevado hasta el desenlace final, es una angustia existencial que se entiende aún mejor cuando conoces la historia que hay detrás. Yorke, recientemente había pasado por una dolorosa ruptura sentimental con la pareja con la que había convivido durante más de veinte años.

Una exhaustiva disección de la pieza, que va dejando pistas como en una obra de David Lynch, nos aporta algunos datos, pero, al igual que en sus películas, lo que nos queda después de un primer visionado es la manera en la que opera en nuestro subconsciente. Al final del vídeo sentimos el mismo agotamiento, ansiedad y angustia que sufre Tom Yorke.

Aquí tenéis un enlace para el que quiera profundizar un poco más.

Sorprendente también es ver lo que sucede cuando lo ves del revés, en ese momento se revela con claridad el significado del vídeo, si es que aún no lo tenías claro.

Echa un vistazo a nuestra selección de videoclips más creativos.

Si lo prefieres, puedes ver una lista de Youtube aún más amplia:

Deja un comentario